1 de octubre de 2007

Aragón: Amor y muerte


Dejando Teruel a mis espaldas, acaso por una jornada, me dirijo a Belchite.

Belchite viejo. Belchite dolorido.

Un Belchite que, aún hoy, sigue sangrando.

Sangre muerta.

Símbolo para unos.

Recuerdos para estos.

Manipulación para los otros.

¿Vergüenza para todos?

Del amor a la muerte en apenas unos kilómetros.

Miguel de Unamuno:

" Porque lo que perpetúan los amantes sobre la tierra es la carne del dolor, es el dolor, es la muerte. El amor es hermano, hijo y a la vez padre de la muerte, que es su hermana, su madre y su hija. Y así es que hay en la hondura del amor una hondura de eterno desesperarse, de la cual brotan la esperanza y el consuelo."

(Del sentimiento trágico de la vida)

No hay comentarios: