20 de mayo de 2012

Euskadi: Donostia.








Donostia en euskera. San Sebastián en castellano.
Según parece de Donebastian: de “done” (santo) y Sebastián.
Dicen que su origen se remonta a un barrio conocido como Izurum, ya desde época romana, y ocupado en su momento por una importante población gascona, procedente de Baiona.
Donostia, población de pescadores, como no, y a los pies de otro monte (como no también) En este caso el Urgull.
Donostia, población deseada por Francia desde el XV, sufriendo sus asedios, e invadida en 1808 por Napoleón. Heredero de la Revolución francesa. Por todas partes se respira esa “influencia gala”, incluso en alguna que otra avenida, y no muy lejos de la oficina de Información turística (Recordad la leyenda de la entrada anterior)
Donostia, la que en el XIX y “por culpa” de Isabel II (1845) será elegida por la alta burguesía y la aristocracia como lugar de veraneo por excelencia. Aire que aún hoy en día respirarás al contemplar sus edificios y construcciones emblemáticos.
¿Y qué decir de los pintxos donostiarras? Gastronómicamente hablando (o mejor dicho “paladeando”) , devienen verdaderas obras de arte. ¡Cielos! Auténtica alta cocina tabernaria. Pintxos con clase, elegantes, interminables en sus formas, gustos y olores.
Patear la ciudad por sus largos paseos y avenidas, contemplar sus excelencias y descansar la vista para trabajar el gusto: una delicia para cualquiera que se precie.
Recorred el Paseo Nuevo, dejando el mar a vuestra derecha. Topaos con la isla Santa Clara y, más allá, al fondo, con el Igeldo. Seguid por el Paseo, esta vez el del Muelle.
Ahí está: la Bahía de la Concha. Y la playa, de su mismo nombre. Y encima, el Paseo, también de su mismo nombre, cómo no.
Contemplad su diseño semicircular.
Penetrad en sus entrañas, bajo el suelo. Descansad bajo esa especie de callejón subterráneo. Una vez recuperados, elevaos gracias a sus armoniosas escaleras.
Ahí tenéis el Ayuntamiento.
Y el carrusel.

En la primera foto, un detalle del Colegio san Bartolomé.







No hay comentarios: