12 de mayo de 2008

Euskadi: Loyola. Loiola.




Cambio de planes.

Pensaba subir hacia Lekeitio, tal y como tenía planeado, pero desayunando en Urdaneta, en mi alojamiento, y ante los restos de lo que era un mapa, decido bajar hacia Azpeitia y visitar así el Santuario de San Ignacio de Loyola. Loiola. En él, un seis de noviembre de 1982 (si no estoy equivocado) Juan Pablo II celebró misa. Queda patente su importancia. El peso de la Orden: la Compañía de Jesús. Los Jesuitas.

Fundada en París (más exactamente en la capilla de los Mártires, situada en la colina de Montmartre) rondando el siglo XVI. Sus fundadores: Ignacio de Loyola y otras siete personas más.

Utilizaron la educación como un medio evangelizador, para lo cual levantaron establecimientos educativos en todos los niveles.
Su lema: “A la mayor gloria de Dios” (AMDG, en latín)
Su emblema: las iniciales de “Jesús Salvador de los Hombres”, (IHS, en latín: Iesus Hominum Salvator)
Acérrimos perseguidores del protestantismo y defensores de la Contrarreforma, adquirieron una gran relevancia (tal vez demasiada) Sin embargo (o tal vez por eso) llegaron a ser expulsados de gran parte de Europa y América del sur (recordad la película La Misión, situando los hechos allá por el 1750)
Finalmente, en el XVIII, la orden llegaría a ser suprimida, aunque en países como Rusia, Inglaterra, Prusia y Polonia mantendrían su actividad.

Por cierto, buscando he encontrado un escrito de Félix de Azara (1742-1821) en el que menciona el papel de los jesuitas en Sudamérica. No tiene desperdicio, aunque pueda resultar un poco extenso. En el texto se refleja la desconfianza que generaba la Orden.

Pero volvamos al edificio. Grandilocuente. Ostentoso. Poderoso. Imponente. Altivo. Digno de visitar.

Santuario monumental. Santuario levantado entre el XVII y el XVIII.

Como ya escribí en la entrada sobre la Ermita la Antigua (Zumárraga), ésta, junto con Arantzazu y Loiola conforman la "ruta de los tres templos", de visita obligada.

Su Basílica fue obra de Carlo Fontana, un italiano discípulo de Bernini. De estilo barroco, al parecer tardó dos siglos en terminarse. No es de extrañar.


www. azpeitia.net

www.santuariodeloyola.org

No hay comentarios: