2 de agosto de 2009

Escocia: Jedburgh Abbey



Alquilad un coche, sin miedo, y encaminaos hacia Jedburgh. Allí la tenéis, a vuestra izquierda, justo enfrente de la "primera" tienda de Escocia (y la "última"): es el centro de visitantes, donde os venderán las entradas. Y sin problemas de aparcamiento.

Y si llegáis una hora antes del cierre, mejor, más tranquilos. Además, esa luz escocesa del atardecer iluminará la abadía de una forma especial. Más inquietante.

Jedburgh Abbey. Fundada en 1138, dicen que marcó el paso del románico al gótico. Fue una abadía agustina y se utilizó hasta bien entrado el siglo XIX (1875) Por su situación fronteriza jugó un gran papel en las luchas contra los ingleses, sufriendo diversas incursiones. Incluso fue utilizada como hospedaje.

Estáis en Escocia, tierra de un abrumador romanticismo cultural. El espíritu de Ivanhoe, William Wallace, Robert de Bruce y tantos otros siguen presentes en cada bosque, en cada ciudad. Y lo más importante, en cada escocés.

Fantasmas, monstruos jurásicos y hadas. Bosques que aún hoy mantienen un porte tenebroso.

Aquellos relatos que leímos de pequeños cobran vida y los sueños de aventuras afloran en el recuerdo. Volvemos a la infancia. De la que nunca teníamos que haber salido.

Estar aquí, en los "Scottish Borders" es, sencillamente, un lujo. Y Jedburgh ha sido el punto de partida: seguiremos camino hacia el norte.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estuve en Edimburgo y fue precioso. Lo recomiendo.

Anónimo dijo...

Edimburgo me encanto, Glasgow no tanto.

Anónimo dijo...

Yo os recomiendo Stirling.

Anónimo dijo...

Edimburgo, digno de verse.

Anónimo dijo...

Stirling, muy bonito, pero es un coñazo tanta gente.

Anónimo dijo...

Si vais a Stirling ni se os ocurra subir en coche al castillo, mejor lo dejais por abajo. Salu2

Anónimo dijo...

Llevad una buena dosis de monedas.

Anónimo dijo...

http://www.historic-scotland.gov.uk/