30 de agosto de 2009

Escocia: Selkirk


Una vez acostumbrados a circular por la izquierda, abandonad las autopistas. Seguid por carreteras secundarias. En mi modesta opinión ésta debería ser nuestra máxima, a seguir en todos nuestros viajes. Imposible arrepentirse.

Siguiente parada: la ciudad de Selkirk, próxima al río Ettrick. Otro escenario más de masacres bélicas, debido a su situación estratégica. Y otra estatua, una más, dedicada a sir Walter Scott, quien no sólo ostentó el cargo de presidente del tribunal de la ciudad, además narró historias románticas sobre las luchas entre los sajones y los normandos. Su figura se mantiene omnipresente en este país.

Como detalle curioso, la ciudad de Selkirk contó, al parecer, con la primera abadía de la frontera (1113), aunque más tarde pasaría a Kelso (1128)

Escocia, el país del cardo. Del cardo guardián: "Nemo me impune laccessit."

Escocia, un país de personajes de leyenda: David Livingstone, Robert Burns, Robert L. Stevenson, Alexander Fleming, David Hume, Adam Smith, Thomas Reid, Rob Roy (Raibeart Ruadh), A. Graham Bell, sir Arthur Conan Doyle, J. M. Barrie, William Wallace, Robert de Bruce, R. Owen (aunque galés), Bonnie Prince Charlie, Flora McDonald ...

Y se dice que origen de la bicicleta y la banca (como institución benéfica y de ahorros, no como usura). En fin...

Ya que estamos aquí, probad el black puding. Ya sabéis, por aquello de "Allí donde fueres..."




Escocia: www.rampantscotland.com

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por el nombre, black puding debe ser un dulce ¿no?

Anónimo dijo...

No, es más parecido a una morcilla.

Anónimo dijo...

Pues con ese nombre quien lo diria.

Anónimo dijo...

Yo lo comia en rodajas. Supongo que se sirve así.

Anónimo dijo...

http://www.historic-scotland.gov.uk/

http://www.culturizame.es/articulo/william-wallace dijo...

El siglo XIII es considerado una de las épocas más sangrientas de la historia pues fue testigo de excepción de un sin fin de conflictos. Uno de los más destacados es el que se desató entre dos pueblos vecinos y que terminó alargándose durante varios siglos: Escocia e Inglaterra.